CRÓNICA DE LA II TRAVESÍA DE MUSHING CANAL DE CASTILLA O MUSHING CON PATIN

(Esto se va pareciendo más al mushing que a mí me gusta)

Esta es la pequeña historia de un gran fin de semana, comencemos…

La II Travesía de Mushing Canal de Castilla que no sabíamos si podríamos asistir, ya que

calculábamos que después de la SoriaUnlimited estaríamos bastante cansados, pero teníamos

un aliciente que tenía más peso, volver a estar con la gente de Media Distancia y, cómo no,

probar nuestros nuevos juguetes: Los patines: Gravity Pulka y el Gravity M10.

Patinete scooter Gravity

Gravity Pulka, arnese Vivid CanaDog y Garvity M10

Los patines nos llegaron el jueves por la tarde; así que los monté por la noche en casa, ya que

quería probarlos el viernes por la mañana, me moría de ganas y estuve por la noche dando

vueltas por el patio, parecía un niño con juguete nuevo, jajajaja.

Luego surgió un dilema… ¿qué patín le toca a cada uno? Tanto el Pulka como el M10 tienen el

mismo diseño, y los mismos componentes. Su diferencia, aparte del atractivo color blanco del

Pulka, es su chasis en aluminio 6061-T6 mientras que el M10 monta un chasis en acero-cromo-

molibdeno (¡cómo me gusta la parte técnica de este asunto!). Para entendernos, el Pulka pesa

3kg menos que el M10 (14,50Kg) y aunque parezca que no, se nota.

Al final la decisión fue fácil: Petri con el Pulka y con Lía, para que “la chica” siga pillando el rollo

de tirar, y se le olvide eso de pastorear mientras corre, y yo con el M10 y Amorak, ya que el

pobre tiene que tirar de mí,… 3kg más, 3 kg menos, le dan igual.

Lo primero según llegamos a Becerril de Campos es saludar a los amigos, comer con ellos y

disfrutar de gente nueva que se acerca a este circuito para poder sentir en sus carnes la Media

Distancia, y después del musher miting: 3, 2, 1 GOOOOOOOO!!!!! Arrancamos.

Patin Pulaka Gravity,

Petri y Lia con el patín Pulka Gravity. Foto de Tomas Benito

Empezamos a notar las diferencias de ir con patín a ir con bici, el primero Amorak, que se iba

dando la vuelta y me miraba raro. Puede ser que notara el cambio de arnés, de llevar un

Shorty, corto, a llevar un arnés en X, X-Back Vivid de CanaDog. O quizás quería decirme: -

¡Ayuda más leches!…jeje

El recorrido es precioso, primero por un lado del canal y luego por el otro. Lo más espectacular

el tramo de camino que se convierte en sendero, y vamos pisando hojas caídas, pasando

debajo de los árboles y metidos entre juntos, ¡una pasada!

A falta de 10 km para terminar la etapa del sábado empecé a notar los ya habituales tirones en

mis piernas. La ventaja de ir en patín fue que al ir con un perro como Amorak, que trabaja muy

bien en el tiro y con el cambio continuo de piernas para el impulso, para no sobrecargar una

sola pierna, me resultó mucho más sencillo salir de mis tirones que si hubiéramos ido en bici.

PUNTO POSITIVO PARA EL PATÍN.

Amorak y yo con el patín M10 Gravity. Foto de Tomas Benito

Amorak y yo con el patín M10 Gravity

Tras estirar a los perros, hidratarles y darles la tan merecida cena, tocaba disfrutar de un

magnífico tercer tiempo, ¡llevaba tiempo sin reírme tanto! Gracias compis por esos momentos.

Tras una larga noche movidita, ya que nos acostamos tarde, el cansancio que no me dejaba

dormir y los paseos que me tocó dar a los perrines que de tanta hidratación se meaban en los

transportines, al sonar el despertador a las 7 de la mañana me comporté como mi sobrina Vera

cuando no quiere ir a la piscina. Berré, me enfadé y le digo a Petri que no salimos, que estoy

muy cansado, que me duelen las piernas y no he dormido, y que esto del patín no es tan

divertido como parecía. A lo que Petri me contestó muy seria: – ¡Pues no saldrás tú, que yo sí

salgo! Mejor, así hago la etapa de hoy con Amorak y Lía.

Después de desayunar y que mi intento de boicot no funcionaba, que después de llegar allí y

hacer solo una etapa, de pensar en los mushers de la SoriaUnlimited, y que había prometido

poner #patasporlaela en esta carrera y que al final, a mí lo que me pone es lo difícil,… decidí

En esta etapa los perros fueron más alegres, tirando más del patín, y nosotros disfrutando de

todo el recorrido, de cada patada en la que ayudábamos a impulsarlo, del entorno, así que al

final terminamos la segunda etapa súper contentos de habernos pasado al patín YA QUE CADA

VEZ NOS SENTIMOS MÁS CERCA DEL MUSHING QUE NOS GUSTA…

 

Gracias Silvia por esta foto de los dos terminando la travesia

Gracias Silvia por esta foto de los dos terminando la travesía

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *