LA XXIIIª TRAVESÍA DE MONEGROS NON-STOP NOS PONE DE VERDAD EN NUESTRO SITIO

Si alguno me va siguiendo en las crónicas, verá que empezamos muy fuertes en Fuentes Claras y hemos ido decayendo según han ido transcurriendo las carreras.

Burgos nos dió un buen tirón de orejas con sus desniveles y ¿qué hemos hecho para solucionarlo? NADA. Es cierto que no se ha podido entrenar mucho con los perros, debido a las altas temperaturas. Hay días que después de despertarte a las 5:00 de la mañana nos hemos vuelto a la cama porque el termómetro marcaba 14ºC. Pero YO si podía haber pasado más tiempo encima de la bici para ir acostumbrando a mi cuerpo y no ser otra vez un lastre para mi perro. Esto me lo podría callar, pero prefiero ponerlo aquí para ver si de una puta vez me tomo en serio mi preparación física y así al ponerlo en público os podéis meter conmigo y ver si así doy el empujón que me falta.

¿Qué decir de Monegros?

Una pasada, íbamos a un desierto y resulta que los parajes de Peñalba son una maravilla y una vez que estas en el alto de la sierra y ves ese valle verde y al fondo el pirineo nevado, te olvidas de sufrimientos y por lo menos a mí, me sirve de terapia para desconectar del trabajo, que es casi imposible en mi situación.

Etapa 1

Salimos a eso de las 10:16h y ya en este primer tramo nos perdimos en un cruce. Coincidimos en el cruce con un grupo de todo terrenos que estarían de ruta y nos despistamos, en vez de a la derecha, nos fuimos a la izq. Mereció la pena el perdernos ya que pudimos ver el valle verde que os comentaba anteriormente y tuvimos una gran experiencia a lo Cesar Millán. Al darnos cuenta que teníamos que retroceder coincidimos con una reala que volvía a los remolques y ahí estábamos nosotros corriendo con nuestros perritos (acojonados y rezando para que Amorak y Ava no sonrieran a ninguno; aunque eso era por dentro claro) y con unos 15 perros que nos escoltaban; me recordó a las escenas del programa de Cesar Millán cuando va con su manada. A los cazadores no les hizo tanta gracia ya que los perros se venían con nosotros y nos tocó casi parar para que alguno volviera con sus dueños.

El tramo final para llegar a la Ermita una pasada, una recta casi en bajada que hizo que los perros y los musher disfrutáramos y llegásemos con una sonrisa al puesto de control.

Estuvimos unos 40 minutos descansando, dimos a nuestros perrines unos Snacks de carne para facilitarles la digestión y ¡a por la etapa 2!

Eso sí, hubo que hacer un poco de Macgyver y arreglar la antena que se nos olvidó cambiar en casa y terminó de partirse en esta primera etapa.

 2014-12-07 09.00.32

 

Etapa 2

Creo que fue una etapa bonita a nivel paisajes, pero la verdad es que no os lo puedo asegurar, me pase las 4 horas que empleamos para hacerla de muy mala leche y acordándome de todo, y sobre todo, poniéndome a parir a mí mismo.

Había mucho aire, me costaba dar pedales y eso de no perdernos ni un charco convertía las ruedas y los cambios en un bloque de barro que hacía muy duro pedalear, por lo que había que parar alguna vez que otra para limpiar la zona de los cambios y las zapatas. Sobre el kilómetro 8 empiezo a notar que las piernas se cargan de más y empiezo con mis tirones ya habituales y esto nos hace subir todas las cuestas andando, ya sean grandes o pequeñas y lo que terminó por desmotivarnos mucho a los cinco. Como la parte final coincidía con la primera etapa, en la recta de la llegada a la Ermita Amorak se desahoga y corre como una bala y yo aprovecho a soltar las piernas pedaleando.

Estuvimos descansando como un par de horas en las que hicimos buena cuenta del embutido casero del Bierzo y a los peques les volvimos a dar Snacks de carne para que se recuperaran e hicieran bien la digestión.

Durante este descanso intenté estirar bien y nos planteamos si seguir con la etapa 3 y bajar a dormir o quedarnos a descansar. Los sacos y las esterillas las teníamos así que era decisión nuestra y la cabeza empieza a plantearse muchas cosas:

  • *Los perros están bien, si vemos que han descansado seguimos.
  • *Los perros se han marcado ya los 50 km, ¿quizás les vamos a pedir de más?
  • Si descanso, podre estirar más, o quizás me quede frio y sea peor.
  • *Y la mayor duda: si dormimos aquí, luego tenemos que descansar dos horas en Peñalba y eso nos obliga a salir muy temprano de la Ermita o hacer una etapa por la mañana y otra por la tarde,…….

Muchas incógnitas que había que dar respuesta.

Una de las veces que salimos a por los frontales o alguna cosa a las mochilas, los perros se animaron y se pusieron en pié pidiendo guerra; así que …se la dimos.

Monegros

 

Etapa 3

Empezamos la etapa, los perros con ganas, muy motivados, nosotros con dudas, pero teníamos la noche a nuestro favor, siempre entrenamos de noche y, al igual que en mis últimos entrenamientos en los que he terminado sin pilas en el frontal, esta noche dice directamente que no funciona; así que vamos con frontal pequeño para ver el mapa y la gran luna llena, que nos permitió hacer el recorrido.

El comienzo fue duro, tocó calentar y entrar en calor, pero al final Amorak y yo empezamos a tirar. A Petri la esperábamos en los cruces y cuando ya nos veía seguíamos hasta el cruce siguiente. Casi ya en el kilómetro 15  Amorak empezó a tirar como si le fuera la vida en ello y yo me emocioné y me olvidé de mirar el mapa; así que ¡por capullo! nos marcamos 2 km de más, que al final fueron 4 extras.

Casi al final del recorrido nos encontramos a Petri con Ava y Liana a un ritmo muy muy tranquilo y le contamos la aventura. Ya me comentó que le había extrañado que no nos hubiéramos parádo en los cruces a esperarlas. Así que ya todos juntos seguimos ya hasta Peñalba.

Yo esta etapa la disfruté más que ninguna y si por mí y por Amorak hubiera sido, hubiéramos seguido con la siguiente, pero había que descansar las dos horas obligatorias y ya eran casi 80 km los que teníamos a las costillas si sumamos los kilómetros de las perdidas.

Sé que Petri no terminó tan contenta con esta etapa, pero esa es otra crónica.

Cenita de crema caliente y embutido del Bierzo para nosotros y su Greenheart Sportline Extrem para los perros y un buen descanso muy merecido para terminar el día.

2014-12-07 12.16.43

4º y última etapa.

Mientras hidratabamos a los perros, nosotros desayunamos y cambié lla antena de la bici. A eso de las 10:00 salimos y vemos que Amorak no termina de ir, va desmotivado, va oliendo cada rama del camino y parándose más de lo habitual. Le costó empezar a funcionar por lo menos 10km y ya teníamos decidido que la etapa última de 34 Km no la haríamos a no ser que la motivación de Amorak cambiara.

La verdad es que Amorak al final se centró y llegamos muy bien, pero gracias al equipo veterinario que le notó una pequeña cojera y nos avisó para que lo revisáramos con detenimiento. Al llegar a la zona de descanso pudimos observar que tanto Amorak como Lia tenían una uña rota y esto nos hizo terminar con esta aventura que tanto nos ha enseñado.

 

AUTOCRITICA

Durante esta semana me he planteado muchas veces si hicimos bien en participar en esta travesía o me he dejado guiar demasiado por el corazón y las ganas. Ahora sé que sí hicimos bien; no lo hicimos de la mejor manera posible, nos faltó experiencia en pruebas de Media Distancia, nos faltó el haber entrenado con botines en distintas circunstancias para saber si el poner los botines nos hubiera ayudado o al meterse Amorak en todos los charcos con el barro hubiera sido peor el remedio que la enfermedad. Y sobre todo me falta preparación física para poder ayudar a Amorak y así evitarle el que tenga que tirar tanto de mí, ya que esa puede ser una de las causas de su desmotivación.

Y por último dar las gracias al equipo veterinario por estar encima de nosotros y no perder de vista a nuestros perros, a la organización por esa crítica constructiva que  nos matizó en la entrega de premios y a todos en general por acogernos en esta pequeña pero gran familia del mushing.

Ahora toca seguir entrenando para las próximas carreras.

P.D: Esto de la Media Distancia no es tan fácil como parece y una non-stop no se puede preparar en 2 meses desde cero, hay que tener ya mucho currado.

Las calas, una puta mierda, solo están bien cuando el terreno es bueno o están llenas de barro y no te puedes enganchar, pero bueno, otra cosa que hay que entrenar antes de una carrera, jajajajaja.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *